El colegio es el lugar donde más tiempo pasan los niños y por tanto, es una fuente llena de información. Por ello, llevaré a cabo diferentes acciones:

  • Entrevista con el tutor/a del niño.
  • Entrevista con el psicopedagogo/a del centro.
  • Conocimiento acerca de cómo trabajan la dificultad o trastorno en el centro, para adaptar, si es necesario, la intervención.
  • Si el centro todavía no tiene conocimiento acerca de la dificultad o trastorno, se le proporcionará información al respecto.
  • Establecimiento de un periodo de coordinación casa-escuela.

¿Por qué es importante para mí coordinarme con la escuela?

  • Porque va a ayudarme a adaptar mi intervención a lo que ya se está trabajando en la escuela.
  • Porque va ayudarme a reforzar aquellos contenidos que en la escuela todavía no tiene adquiridos.
  • Porque va a ayudarme a establecer una comunicación fluida entre casa y escuela, muy necesaria para una intervención contextualizada.
  • Porque va ayudarme a conocer mejor los puntos fuertes de tu hijo y a potenciarlos.